defiende el enfoque de género

Anarquía, estado y paranoia

The United States of Paranoia: a conspiracy theory. Jesse Walker. HarperCollins, 2013

Publicado: 2015-02-17

Era 1999, estaba en el colegio y recuerdo que el Canal Infinito pasaba en cable 24 horas de programas y documentales de teorías de la conspiración. El programa Ayer y Hoy en Frecuencia Latina pasaba casi todas las semanas un segmento sobre el fenómeno OVNI. Había una discusión de si es que en el 2000 sería el fin del mundo. Sea de fantasmas o duendes, de que si el poder era ejercido por los Iluminatis o si es que la Coca Cola está tratando de conquistar el mundo con fines macabros. Los fines de los 90s fueron la época dorada para las teorías de conspiración en el Perú. Antes de leer este obra no había relacionado el tema de las teorías de la conspiración con la política aunque recuerdo que ya en la universidad un buen amigo me dijo acerca de Lady Di que no le importaba si es que era una bella joven inglesa o un lagarto de 5 metros, lo que le importaba es que ella ejercía el poder y nosotros no. 

Jesse Walker es un periodista norteamericano que escribe en Reason donde ha publicado de temas tan diversos como radios piratas, las Panteras Negras y el Ku Klux Klan pero sin duda uno de sus tópicos favoritos ha sido las teorías de la conspiración. Siendo Reason una publicación política suena un poco extraño que un periodista dedique tanto tiempo a las conspiraciones sin embargo Reason es una revista libertaria cuyo lema es "mercados y mentes libres". El libro puede leerse como una visión libertaria de las teorías de las conspiraciones. El libertarismo de Jesse Walker no es necesariamente "cosmopolita" o "paleo" como el periodista Justin Raimondo solía distinguir a miembros del movimiento libertario sino como el escritor de ciencia ficción Robert Anton Wilson solía describir su forma de entender el libertarismo como no-euclidiano fuera de nociones como izquierda o derecha. 

Uno de los tópicos más interesantes al inicio del libro distinguiendo entre cinco tipos de conspiraciones en la historia de Estados Unidos: Enemigos Afuera (indios rebeldes), Enemigos Adentro (satanistas), Enemigos Debajo (rebeliones de esclavos), Enemigos Arriba (el estado y las corporaciones) y las Conspiraciones Benévolas (ángeles y alienígenas amistosos). El Estado como conspiración es algo común entre los libertarios que por lo general son críticos del estado. Sin embargo el autor no termina sonando como Alex Jones sino encuentra una propia voz mucho más interior.

El libro es un profundo análisis de las teorías de la conspiración en Estados Unidos desde la conquista inglesa a los días más recientes. Si el historiador Richard Hoffstadter había titulado un libro suyo El estilo paranoica de la política americana, Jesse Walker titula su primer capítulo El estilo paranoico es la política americana. La paranoia no distingue entre poderosos y débiles; gobernantes y gobernados; anarquistas y monarquistas; crédulos y escépticos; comunistas y fascistas. Todos hasta cierto punto u otro han sido influenciados por conspiraciones sea de manera consciente e inconsciente. De los esclavistas blancos preocupados de una rebelión a los afroamericanos que creían que los blancos los usaban como conejillos de indias. Del FBI temiendo el poder Nueva Izquierda y los radicales temiendo el poder del FBI. De las elites denunciando al pueblo, del pueblo denunciando a las elites. Conspiraciones satánicas han sido desde la conquista hasta los días en los que veían demonios en el humo de la caída de las Torres Gemelas. Asesinatos políticos desde los casos ya olvidados pasando por JFK, MLK, Fred Hampton. Las teorías conspirativas que acusan a los comunistas, judíos, nazis, rosacruces, masones, iluminatis y a veces todos juntos de estar detrás de una gran conspiración internacional. Tal vez el capítulo más sorpresivo sea Operation Mindfuck un tributo a Robert Anton Wilson escritor de ciencia ficción, enciclopedista de las teorías de la conspiración y libertario radical, un personaje alguna vez descrito como el "teórico de la conspiración más cuerdo", tal vez Jesse Walker sea su mayor heredero. Como Wilson, Walker tiene simpatía por la izquierda y la derecha radical porque se opone a centrismos autoritarios. 

Hay dos ideas centrales que me dio el leer este libro. La primera es la evaluación de las teorías de la conspiración norteamericanas son más internacionales que el promedio. El caso Roswell es un ejemplo, por diversas razones tenemos una mayor familiaridad en América Latina con la paranoia norteamericana. Ciertamente el cine o series como Expedientes X pueden señalarse entre las principales causas. Las fuentes de literatura y videografía sobre las teorías de las conspiraciones en su mayor parte provienen de Estados Unidos sin embargo hay ciertas leyendas urbanas norteamericanos que en la mayoría del mundo son completamente desconocidas. La segunda es que los libertarios radicales al ser escépticos del poder tienen aversión al estado, corporaciones, organizaciones secretas, partidos políticos, iglesias. Pero lejos de convertirte en completo paranoico ser conscientes de que el mundo es mucho más complejo e ilógico nos da tal vez más luces de como conservar la cordura en épocas de locura.


Escrito por


Publicado en